CRÓNICA Y FOTOGRAFÍAS IV PEREGRINACIÓN Y ENCUENTRO SUMMORUM PONTIFICUM ANDALUCÍA (ALMONTE-HUELVA)

Con ocasión del Año Jubilar Rociero, que se celebra por el centenario de la Coronación canónica de Ntra. Sra. del Rocío que se cumple en este año 2019, el IV Encuentro Summorum Pontificum Andalucía ha tenido el carácter de peregrinación hasta Almonte, para postrarnos ante la imagen bendita de la Reina de las Marismas.

 

Cartel anunciador

 

Tras varios meses de intenso trabajo para la organización de este IV Encuentro llegó al fin el día tan esperado por los fieles devotos de la liturgia tradicional de Andalucía. A las doce del mediodía del sábado 5 de octubre se agolpaba numeroso público a las puertas de la casa hermandad de la Matriz de Almonte, en cuyo salón de actos –cedido generosamente por la Hermandad Matriz– tuvo lugar el primero de los actos del programa del Encuentro. Tras el rezo del Ángelus, el dominico fray Xavier Catalá Sellés disertó, con la difícil sencillez que da el pleno dominio de la materia, sobre las antífonas de la Virgen María en la liturgia tradicional. A continuación, el padre Arnaud Evrat, Asistente del Superior General de la Fraternidad de San Pedro (FSSP), mantuvo una interesante charla-coloquio con el público asistente –con la inestimable colaboración del padre José Calvín Torralbo, también de la FSSP, como traductor– sobre el apostolado tradicional de la misma FSSP en el mundo. Este primer acto finalizó con la entrega de un pequeño obsequio por parte de la Comisión Misa Tradicional Andalucía a los tres sacerdotes. Como no podía ser de otra forma por el lugar en el que nos encontrábamos, fueron agasajados con una pequeña imagen de la Virgen del Rocío.

 

 

A continuación, se celebró la habitual comida de hermandad, numerosísima, –alrededor de ciento cuarenta personas– en la que participaron fieles de casi todas las diócesis de Andalucía, y en la que, como viene siendo habitual en estos Encuentros, tuvimos la oportunidad de saludarnos, de conocernos o de reencontrarnos, y, en un ambiente distendido y cordial, intercambiar experiencias, logros o dificultades, sobre nuestro apostolado en nuestros distintos lugares de procedencia, impresiones sobre la jornada que estábamos viviendo, o recuerdos de las vividas otros años.

 

 

 

A las seis de la tarde estaba previsto el comienzo de la Santa Misa solemne, en la hermosa parroquia de Nuestra Señora de la Asunción, que se encontraba abarrotada de fieles. Ante la veneradísima imagen de la Virgen del Rocío, y en un ambiente de silencio impresionante, se inició la procesión hacia el altar compuesta por numerosos acólitos, maestro de ceremonias, subdiácono, diácono, presbítero asistente, predicador y celebrante. Los sacerdotes que intervinieron en los sagrados ritos fueron los reverendos don Arnaud Evrat (celebrante), don Fernando Reyes Rico (subdiácono), don Miguel Ángel Cañadas Carpio (diácono, perteneciente al Instituto de Cristo Rey Sumo Sacerdote), don José Calvín Torralbo (maestro de ceremonias), don Carlos Vecino Carou (presbítero asistente) y don Pablo Díez Herrera (predicador).

 

 

La misa solemne estuvo acompañada por las voces de la schola gregoriana desplazada desde Lucena (Córdoba).

El reverendo don José Antonio Calvo Millán, vicario parroquial de Nuestra Señora de la Asunción, de Almonte, fue el encargado de leer el mensaje dirigido a los miembros de Una Voce Huelva y los participantes en este IV Encuentro Summorum Pontificum por el Excmo. y Rvdmo. Sr. D. José Vilaplana Blasco, obispo de Huelva. En su mensaje el Sr. Obispo decía: “Ya que mi agenda no me permite la asistencia física a vuestro Encuentro, me uno a la Acción de Gracias en el Santo Sacrificio de la Misa, impetrando los dones del Espíritu Santo para cuantos participen en el mismo y la intercesión de la Santísima Madre de Dios, para que se siga haciendo realidad lo que afirmaba Benedicto XVI sobre la liturgia latina de la Iglesia en sus varias formas, que siempre impulsó en la vida espiritual a numerosos santos y a tantos pueblos en la virtud de la religión y ha fecundado su piedad (Cf. Summorum Pontificum)”. Terminaba sus palabras el Sr. Obispo bendiciendo a los participantes en el Encuentro.

 

 

En su predicación, desde el púlpito, el reverendo D. Pablo Díez, capellán de Una Voce Sevilla, tras glosar las características principales de la liturgia tradicional, se dirigió especialmente al pueblo rociero para hacer notar que, si bien actualmente puede resultar chocante la liturgia tradicional en el ambiente rociero, ha sido la liturgia que se ha celebrado durante siglos ante Ntra. Sra. del Rocío, y la que ha nutrido la devoción y la piedad que ha rodeado a la misma bendita imagen.

 

 

Una vez finalizada la celebración con el canto de la Salve, los participantes en los actos de la jornada dimos gracias a Dios por el día tan intenso en emociones, y por las abundantes gracias derramadas por nuestro Señor, por intercesión de Su Santísima Madre, en una jornada memorable para todos los asistentes. En el mismo momento de la despedida ya iniciamos la preparación del V Encuentro que, Dios mediante, celebraremos en el año 2020.

 

Fotografías: Don Antonio Varo (Una Voce Córdoba)

 

Laus Deo!

 

COMISIÓN MISA TRADICIONAL ANDALUCÍA

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *