PRIMERAS FOTOGRAFÍAS Y CRÓNICA MISA TRADICIONAL EN MÁLAGA CON ASISTENCIA DEL OBISPO D. JESÚS CATALÁ

A continuación, les ofrecemos las primeras fotografías -gentileza de Una Voce Sevilla– y crónica de un asistente -publicada en el blog La Cigüeña de la Torre– de la Misa tradicional o Forma Extraordinaria del Rito Romano según el motu proprio Summorum Pontificum de S.S. Benedicto XVI, celebrada el pasado 04 de marzo, III Domingo de Cuaresma, en la Parroquia de los Santos Mártires de Málaga, a la cual tuvieron la dicha de asistir más de doscientas personas, y contar con la presencia de su obispo, don Jesús Catálá. Enhorabuena a sus promotores, la Asociación Una Voce Málaga.

 

LA COMISIÓN  MISA TRADICIONAL ANDALUCÍA.

 

 

 

CRÓNICA DE UN ASISTENTE:

 

“Asistencia: enorme, grandiosa, no quedaba sitio libre, había más de 200-250 personas. Fieles de pie al fondo de la iglesia y en las capillas laterales, no hubo casi formas consagradas para los comulgantes, tuvo que subir a por el segundo copón al Sagrario y se le consumió completamente. La homilía del párroco D. Felipe Reina muy basada en las lecturas, muy cuaresmal.
El obispo dio la bendición y dirigió, tras las preces leoninas, un saludo y unas palabras a los asistentes, muy emotivas, recordando a su niñez y que se había sentido como pez en el agua. Recordó que habiendo tantos ritos en la Iglesia Católica, lo importante es la comunión entre todos, el papel importante que ejercen los sucesores de los Apóstoles.
Un D. Jesús muy afable, cercano, con simpatía y muy agradecido con la tarde. Los organizadores encantados con sus palabras, con su presencia, se le dio un regalo que le encantó.
Asistencia de miembros tanto de Una Voce Córdoba como de Una Voce Sevilla, también muy digna de agradecer.
Una tarde sencillamente grandiosa, los asistentes salieron encantados del encuentro. El obispo se dejó fotografiar con todos, saludó a todo el que se le acercó y encantado de ver a tanta gente que le rodeaba para agradecerle el gesto de venir.

No sé si se puede decir más, nosotros estamos encantados y con muy buen camino. La comunión con el obispo es indudable y él sabe que estamos ahí para ayudarle y no para darle problemas”.

 

 

 

 

 

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *